Acerca del propósito del autor

El prestigio siempre viene bien. El dinero es necesario. Pero mi objetivo es curarme. No me gusta decirlo, pero tengo unas secuelas. Deseo, por tanto, reducirlas al máximo y – por qué no – contribuir a una solución definitiva. Mis recursos son las matemáticas, aunque mi problema es médico. Por tanto, con la ayuda de las matemáticas y, en plan soñador, quiero conseguir el objetivo descrito. Aunque, mientras tanto, me conformaré con paliar el problema. Me gustan las matemáticas y cuando estoy en este mundo las secuelas no aparecen.