Análisis sistémico y astronomía

Introducción

En este artículo encontrarás un ejemplo de la importancia de la mejoría del análisis sistémico versus el análisis arbitrario. Para ello empiezo destacando la belleza de la astronomía observacional visto desde las emociones.

Ocaso

Al llegar la noche todo está oscuro y el poeta que llevamos dentro puede creer que hemos caído en las tinieblas. Hemos fracasado. Hemos aterrizado en un lugar espantoso sin merecerlo. Sin embargo, como dice el refrán “en todos los sitios hay de todo”.

Para encontrar algo bueno en esta nueva dimensión solo debemos ir a un lugar libre de luces. Un sitio que nos liberará a pesar que en apariencia es un lugar más tenebroso. Cuando lleguemos, hay que mirar hacia arriba y, entonces, encontraremos el firmamento.

Allí arriba, esa gran estrella cercana que nos daba luz y calor ha dejado paso a todos los demás objetos estelares: los planetas, la luna, las estrellas, etc. Se ven como luces blancas, unas azuladas y otras rojizas; una aisladas y otras difíciles de separar.

Por tanto, solo en estas tinieblas, en los momentos oscuros de nuestra vida, disponemos de tal belleza. Visto así el frio de la soledad que caracteriza este lugar empieza a desaparecer. También se desvanece el miedo, que huye como un cobarde. Cuando esto ocurre empezamos a centrarnos.

Análisis

Una vez tenemos la mirada en el cielo podemos ver las constelaciones. Fijémonos en todas ellas, sin mirarlas solo con el recuerdo que tengamos. Todas son agrupaciones un tanto caprichosas porque se basan en el recuerdo de seres mitológicos. Nada científico, ¿verdad?

No obstante, sí es, fue y será útil. Aunque es una división arbitraria de las estrellas hechas al tuntún, nos ha permitido “dar forma” a una amalgama estelar que parece ser totalmente amorfa. Sí, es artificial, pero útil.

Saber dónde está Orión y que se esconde en verano dice algo de nuestra posición respecto al Sol. Saber que todas las noches sale Casiopea dice algo sobre la rotación terrestre. Donde, en principio, había un montón, resulta que la peor de las divisiones es de utilidad histórica.

Sistemas

Como decía, las constelaciones no son sistemas planetarios ni estelares; solo se basan en una caprichosa agrupación o división. Se debe al inicio de la astronomía: no disponíamos de suficiente teoría y tecnología para obtener mejores resultados.

En la actualidad se empiezan a identificar sistemas gravitatorios, digámoslo así, más allá de nuestro Sistema Solar. Por ejemplo, se identifican estrellas conectadas entre sí como las estrellas binarias… Espero que en la página nasa.gov encuentres más ejemplos.

Cada vez que en las noticias dicen que han encontrado un exoplaneta más, me pregunto si realmente los afortunados astrofísicos saben que están realizando un análisis sistémico del universo. Mucho me temo que no porque ni la web de la NASA ni la web de la ESA devuelven una salida relevante al ejecutar una búsqueda con dichos términos…

Conclusión

Te invito a leer o repasar el artículo Análisis sistémico. En el que explicaba la importancia de este análisis diferente y puntero en ciencia. También cómo esta técnica supone una gran ayuda para conocer mejor la realidad.

El análisis sistémico es un paso necesario para conocer los sistemas gravitatorios y, así, viajar por el universo. Por ello, debemos dar el salto en todas las ramas de la ciencia. No nos quedemos dormidos en el análisis cartesiano u otros anteriores. Tampoco se trata de romper nada ni de abandonar lo hecho, solo de evolucionar hacia los sistemas.


Gracias por leer. Te invito a visitar las últimas publicaciones. Actualmente, busco conocer gente con otros puntos de vista y con otras opiniones, además de gente que coincida conmigo. Así que siéntete libre para comentar, tuitear o dar algún tipo de feedback.

2 comentarios en “Análisis sistémico y astronomía”

Deja un comentario

 

Mantenenos tus datos en privado y solo los compartimos con los terceros que hacen posible este servicio. Lee nuestra política de privacidad.

A %d blogueros les gusta esto: