Colores de primavera, verano, otoño e invierno IV

La respuesta

En el primer post planteé la pregunta: ¿cambian los colores a lo largo del año? Esta cuestión cobra sentido si al hacer una foto al aire libre vemos que, según la época del año en que estemos, hay diferencias en los colores de los objetos que intervienen en esa vista del paisaje. Ello no solo se debe a que hay distintos objetos, sino que, además, predominan otros colores.

Una vez hecha la pregunta describo el fenómeno en el segundo post y en otro post explico un hecho muy relevante en la causa más influyente de ese cambio cromático en el paisaje.

En este post daré una respuesta a la pregunta planteada y su por qué. Este asunto es importante para tener o descartar un factor que en principio debería incluir el modelo que busco. No obstante, puede haber otra posibilidad, en ese caso, se complicaría la situación y debería pensar qué hacer.

El tercer post explica que el ángulo de incidencia de los rayos solares determinan la estación del año y, por tanto, la temperatura. Ello significa que la materia absorbe más energía solar en forma de calor cuanto más vertical es el rayo.

El tercer post explica que el ángulo de incidencia de los rayos solares determinan la estación del año y, por tanto, la temperatura. Ello significa que la materia absorbe más energía solar en forma de calor cuanto más vertical es el rayo.

Los niños suelen sorprenderse cuando descubren que hay una forma de lanzar las piedras al agua sin necesidad de que en choque pare su trayectoria. Este hecho ocurre cuando lanzamos casi horizontalmente la piedra sobre el agua. En realidad descubren que el ángulo interviene en el resultado del fenómeno.

El ángulo de incidencia afecta también al color de los objetos como podemos ver en la siguiente imagen (modificación a partir de una de Colin Behrens conseguida en Pixabay). Se puede apreciar que hay zonas claras y oscuras. Las oscuras solemos achacarlas a las sombras, pero no siempre se deben a ella. En la pared encontramos un degradado de claro a oscuro debido al ángulo de incidencia de la luz. Este ángulo, provoca que se devuelva más o menos energía o como lo estoy llamando, “cantidad de luz”.

Bombilla que ilumina una pared. (Se conecta a sí misma a la corriente)
Imagen en la que se aprecia como cambia el color según cambia el ángulo de incidencia de la luz sobre el objeto iluminado.

Fijémonos que el color del rayo de luz incidente es el mismo en todos los puntos de la pared, el color de la pared es el mismo en todos sus puntos y, por tanto, el color-luz reflejado es el mismo.

La luz que llega a la Tierra es igual durante todo el año al igual que la bombilla emite la misma luz en todas las direcciones. Si eliminamos el cambio de pigmentación de los seres vivos, los colores del paisaje serían los mismos. El cambio cromático se debe entonces a un cambio entre la interacción entre luz y materia. Subrayo: mismo color-materia, mismo color-luz, pero distinta interacción. Es como si en vez de sumar, multiplicáramos; el resultado es diferente.

Por otro lado la mente discrimina bastante estos cambios y ello provoca que este hecho pase desapercibido. Nuestra mente nos dice que los objetos no han cambiado de color y nosotros concluimos que ha sido la luz. Esta conclusión está bastante bien para la cantidad de tiempo que le podemos dedicar a esta curiosidad. Sin embargo, es falsa. Se debe a una interacción distinta.

Por tanto, concluyo que todo objeto es percibido de diferente color según la estación del año. Podría llegar a decir: según el día del año, pero de momento es suficiente.

Para terminar, debería de descartar la posibilidad de que intervenga algún fenómeno más. Ello me permitiría haber encontrado todas las causas. Así que la pregunta queda respondida con una argumentación y no con una demostración. ¿Cree, el lector, que puede intervenir algún factor más?¿Está convencido de que hay un cambio cromático estacional?¿Discrepa de lo expuesto? Se acepta todo comentario bien intencionado.

Deje un comentario

A %d blogueros les gusta esto: