Convierte tu lápiz o boli en un colorímetro II

Como decía en el anterior post, si estás de vacaciones y aburrido, te propongo un juego stem al alcance de todos. El juego no se puede comparar con un viaje, pero tiene su encanto y su componente didáctico para la ciencia. Se trata de experimentar y verificar el trabajo de otros autores de la ciencia, pero esta vez de un modo entretenido y relajado.

La ciencia ha evolucionado gracias a que los experimentos se pueden repetir para volver a comprobar lo que afirma la teoría. El juego que planteo en la lámina persigue ese fin, verificar la teoría conocida en este momento. Para ello, mezclaremos los colores con el mismo procedimiento que usó Newton.

Antes no había lápices o bolígrafos como los de ahora, ni tampoco impresoras a color. Gracias a que disponemos de este material, nos será fácil hacer girar un boli con las palmas de la mano y ver como se mezclan los colores impresos de un papel que previamente hemos montado.

No te preocupes por la perfección, seguro que en el siglo XVII no lo harían mejor y funcionó para mejorar la teoría del momento. En este caso solo comprobaremos o, tal vez, nos llevemos alguna sorpresa. Inténtalo y te invito a comentar como te ha ido la experiencia.

La lámina 2.0 solo tiene dos colores: o blanco o negro, sin grises. En un disco el negro ocupa sus 2 / 3, mientras que el otro es el blanco quien ocupa ese lugar. Cabe esperar por tanto obtener un gris del 33% o del 66% de “oscuridad” o de negro. ¿Ocurrirá eso? Te animo a contarnos como explicas lo sucedido en los comentarios.

Deje un comentario

 

Suscríbase al blog

Cuando lo envíe su dirección electrónica será almacenado por la empresa Automattic vía su aplicativo Jetpack que uso en este blog. Luego recibirá un correo de verificación. Dar su confirmación supone la aceptación de la política de privacidad de este blog.

A %d blogueros les gusta esto: