El color en la medicina (entrevista)

Los médicos se basan en pruebas para diagnosticar las alteraciones de la salud entre las cuales encontramos: radiografías, resonancias, ecografías y un largo etc. Por ello, ya que las imágenes tienen un papel crucial, es interesante conocer cómo tratan el color para sus propósitos.

En esta entrada hablo con nuestra conocida Teresa Sala, que os presenté anteriormente en este post, para despejar algunas dudas. Pronto leerás que su especialidad es favorable para despejar alguna de ellas. Particularmente, me sorprendieron algunas respuestas.

Recuerda: Feminista jubilada que fue jefe clínico de Patología Digestiva y jefe de la Unidad de Endoscopias en La Fe.

La entrevista consta de tres partes. La primera está centrada en la actualidad y con información histórica cuando se necesita. La segunda pretende explorar un poco el porvenir de esta disciplina con la llegada de la video telemedicina. Finalmente, la tercera ha sido la solución a un contratiempo inesperado.

Primera parte

Alejandro

En esta primera parte vamos a ver el papel que tiene el color en la medicina actual. La primera pregunta es ¿el color influye en el diagnóstico?

Teresa

Esta es una pregunta que nunca me había planteado, pero en la práctica médica el color es fundamental.

Cuando nosotros tenemos un paciente delante, además de las 3 preguntas clásicas: ¿qué le pasa? ¿desde cuándo? ¿a qué lo atribuye? el médico está haciendo una inspección visual de ese paciente. Está viendo que, a lo mejor, tiene un color de piel que no es habitual. Por ejemplo, está amarillo y tiene las conjuntivas amarillas; eso va a indicar que tiene algún problema importante en el metabolismo de la bilis. Puede que esté extremadamente pálido, lo cual nos indicará que tiene una anemia. Puede que nos cuente que orina un color amarillo oscuro, “como el coñac”, eso también va a indicar unas determinadas patologías.

El color en la inspección visual es muy, muy importante. Hay que fijarse en él y saberlo interpretar.

Alejando

Tu especialidad te ha llevado a estar continuamente con un aparato que se llama endoscopio. Cuéntanos… ¿qué aporta la endoscopia digestiva al diagnóstico?

Teresa

Especialista con un endoscopio actual.

La endoscopia es una palabra que viene del griego: endos = por dentro y escopia = mirar. Los endoscopios son aparatos que proceden de la antigüedad y han ido en evolución. Cada vez más perfeccionados hasta conseguir los actuales endoscopios que permiten ver las cavidades. Endoscopia es una palabra genérica que abarca todo aquello que suponga un examen de dentro del organismo. En concreto, en el aparato digestivo, podemos ver todo el tubo.

También hay endoscopios para ver articulaciones que se llaman artroscopios o para ver, el aparato genital femenino y hacer una exploración del útero, por ejemplo. Podemos hacer una laparoscopia, que es el examen de la cavidad abdominal y ver todos los órganos que hay en el abdomen.

El endoscopio del aparato digestivo empezaría en los años 50 del siglo pasado. Al principio eran muy rudimentarios, semirrígidos, en el que había unas fibras ópticas que transmitían la luz de una lámpara halógena. Pero era un examen individual, es decir, solamente lo podía ver el explorador.

A finales de los años 80 del siglo pasado y principios de los 90 apareció un salto cualitativo muy importante que fueron los video-endoscopios. En estos desaparecía el haz de fibras ópticas. Constaba de un chip electrónico en el extremo final que captaba las imágenes con una lente para transmitir la luz y después iba conectado a un procesador (y a una fuente de luz). La fuente de luz era una lámpara de halógeno de luz fría, es decir, por mucho tiempo que dure la exploración, el paciente no recibe el calor.

No solamente se fueron mejorando los aspectos, digamos de la óptica y de los avances de la alta definición, además permitía ampliar el campo de las posibilidades terapéuticas. Un endoscopio tiene capacidad para hacer determinadas cirugías, que antes serían impensables, porque tiene un canal de trabajo y a través del cual se pueden introducir instrumentos que permitan hacer tratamientos.

Alejandro

Podrías explicarnos un poco más su funcionamiento.

Teresa

Torre endoscópica

El funcionamiento de un equipo de video-endoscopia comporta llevar una torre en los que hay: un monitor de televisión, un procesador, una fuente de luz y otros accesorios conectados como, por ejemplo, una fuente de láser o una bomba para lavar a presión.

En el caso, por ejemplo, de la gastroscopia, qué es la endoscopia digestiva alta, nos permite ver la hipofaringe, el esófago, el estómago y el duodeno.

Son imágenes de tan alta resolución que vemos perfectamente la vascularización de esa mucosa, es decir, casi nos estamos aproximando a un microscopio para ver por dentro. El color es real y muy vivo, muy bien iluminado, como si entráramos en una habitación y pusiéramos 10 focos. Se ven las estructuras más pequeñas que tiene esa mucosa intestinal, por ejemplo.

Además, ahora no solamente es el diagnóstico, sino que, como he dicho antes, se puede hacer tratamientos cada vez más sofisticados evitando la cirugía tradicional abierta.

No hay necesidad de abrir a un paciente para quitarle, por ejemplo, un pólipo porque el endoscopio permite tener instrumental y accesorios para quitárselo incluso aunque sea maligno. También se puede practicar una hemostasia de una lesión que está sangrando.

Accesorio para la terapia
Algunas especificaciones técnicas de los equipos de endoscopia

Alejandro

Cuando veis el interior del cuerpo y veis los colores, ¿tenéis algunas palabras técnicas para referirnos a los colores o lo llamáis por su nombre coloquial?

Teresa

En medicina, tenemos unas raíces griegas y latinas muy importantes y que seguimos utilizando. por ejemplo, nosotros podemos ver un color azulado oscuro y decimos cianótico. Una orina colúrica es que no tiene el color amarillo claro de una orina normal, sino que es un color amarillo oscuro. Puede que el paciente nos diga: “…mire, he hecho unas deposiciones de color negro, como el alquitrán.” ese símil, que está muy bien, lo traducimos con melenas.

Cuando vemos lesiones de color negro, entonces son lesiones melánicas. La melanina es lo que le da ese bronceado a la piel, pero cuando hay un tumor maligno en la piel, se llama melanoma. Puede dar, también, metástasis en el interior del organismo –en el estómago, en el colon– que han producido metástasis y decimos que son lesiones melánicas.

Alejandro

Me gustaría preguntarte si, al igual que los biólogos y otros profesionales de la medicina, ¿usáis colorantes para el diagnóstico o con fines terapéuticos?

Teresa

, sí que se hace uso de colorantes. Es verdad que cada vez menos porque los modernos endoscopios según el cambio de longitud de onda, puedes variar ciertos colores.

Por ejemplo, cuando vamos a quitar un pólipo, para hacer bien la disección inyectamos en la base un colorante azul y eso lo que hace es delimitar la lesión del tejido sano.

O, por ejemplo, utilizamos tinta china, que es indeleble, para marcar un lugar donde nosotros hemos actuado. Si no, después, no seremos capaces de encontrarlo.

Alejandro

Además de la visión, ¿el endoscopio permite otro tipo de imágenes?

Teresa

Como he explicado antes, al extremo de ese tubo hay un chip electrónico que recoge las imágenes, pero también puede tratarse de un eco-endoscopio en el que en ese extremo distal hay un transductor común para poder hacer ecografías desde dentro. Son unos transductores muy pequeños, en miniatura. Permite, desde la pared de un órgano, saber que hay más allá a través del eco endoscopio.

Segunda parte. Color y medicina a distancia

Alejandro

Muy bien, pues si quieres, empezamos la segunda parte que la dedicaremos a la telemedicina.

En cierto modo con el endoscopio habéis tenido que trabajar a distancia aunque el paciente estaba presente. Habéis hecho uso de una cámara junto con un monitor para ver el interior. Con lo que son ya unos inicios de video-telemedicina, es decir, vuestra complejidad será una parte de la futura video-telemedicina. Que es un sueño más allá de la llamada telefónica que la pandemia nos ha acercado…

Teresa

Sí, sí, sí. La verdad es que quizás el detonante de ese boom que ha habido de telemedicina haya sido la pandemia, pero esto ya funciona desde hace muchos años.

El intercambio de información entre médicos que están geográficamente a distancia y que se intercambian imágenes radiográficas o de cualquier otro tipo de exploraciones… Eso para nosotros es algo habitual. Lo que no era habitual era comunicarnos con el paciente por teleconferencia. No la llamada telefónica, que sí que se hacía en determinadas patologías. Pero la videoconferencia aplicada a la medicina ha sido, ahora, mucho más utilizada.

Tengo muchas reservas en esta llamada telemedicina. Es muy difícil que el paciente en su casa disponga de recursos ópticos y electrónicos para mostrarse con una buena cámara de televisión. Nosotros cuando vemos la televisión en el estudio, vemos los detalles de esa persona, pero si no tenemos al paciente cercano físicamente se nos pueden escapar muchas cosas.

Yo lo encuentro muy, muy útil, pero… me da un poco de temor a que se sustituya la visita presencial del paciente. Puedo ver el color, que es lo que el entrevistador le interesa, pero si no le puedo auscultar, si no le puedo explorar… me estoy perdiendo mucha información. Creo que la telemedicina es un gran avance que cada vez está más perfeccionado, pero hemos de tener mucho cuidado en no utilizarlo de manera alegre porque se nos pueden escapar patologías graves. Yo creo que esas cosas hay que utilizarlas de manera adecuada, prudente y para determinadas cosas.

Alejandro

Muchas gracias por tu visión. Siguiendo con los colores un impedimento podría ser una falsa información en la imagen ¿has detectado alguna vez, usando el endoscopio, una diferencia de color entre lo que veías y lo que era?

Teresa

Que haya un error en el color por culpa de la cámara o en la pantalla, pues normalmente, no. Sí que es verdad que igual que en la televisión se puede pasar al blanco y negro desde el color. Aquí hay veces en las que tú puedes cambiar el color.

Antes sí, porque la luz era tan tenue que podías imaginar cualquier cosa, pero no, no es frecuente que haya errores diagnósticos por el cambio de color.

Alejandro

Para finalizar, me preguntaba ¿a los médicos con diversidad visual –digámoslo así– el endoscopio, les supone una barrera?

Teresa

La verdad es que no lo sé porque no he tenido ninguna experiencia personal y he formado a más de 120 residentes a lo largo de mi carrera, pero nunca he encontrado algún médico que tuviera alguna patología para que confundan los colores.

Supongo que lo mismo que ellos tienen una visión, una percepción de los colores propias de ellos, de los daltónicos, por ejemplo, también en la endoscopia tendrán su propio patrón.

Alejandro

Muchas gracias, Teresa. Si quieres añadir algo a la entrevista, alguna cosa que quieras decir o de comentar a los lectores de este blog…

Teresa

Lo interesante aquí es el interés del entrevistador. Lo valoro muy positivamente porque me enseña que los intereses de las personas desde un punto de vista científico pueden ser muy diferentes, pero en un momento determinado ese interés puede confluir. Alejandro Martínez es un experto en la traducción del color desde el punto de vista matemático, yo soy médico y hemos acabado confluyendo. Creo que nos han enriquecido a los dos. Me parece muy interesante. Agradezco al entrevistador que me haya permitido hablar de estos aspectos de la endoscopia y de la medicina en general que no me había planteado.

Tercera parte

A continuación, vamos a explorar la entrevista a distancia por email. Así terminaremos este artículo dedicado al color en la medicina.

Alejandro

Además del endoscopio, ¿tenéis también otro aparato para ver el interior?

Teresa

También se dispone de otros equipos ópticos para examinar el tubo digestivo, me refiero a la cápsula endoscópica. Se trata de un sistema en forma de cápsula y tamaño similar al de una cápsula medicamentosa, provista de dos lámparas y una microcámara que realiza dos fotos por segundo que envía a un disco duro para procesarlas y poder visualizarlas como si fuera un vídeo. La cápsula endoscópica es deglutida por el paciente y, tras un recorrido por todo el tubo digestivo, es excretada por el ano. Es de un sólo uso.

Alejandro

Por último, creo que la conversación pide esta pregunta. ¿El color influye en la medicina terapéutica?

Teresa

El uso de colorantes o del “narrow banding” tienen una utilidad principalmente diagnóstica, pero también contribuyen a delimitar con mayor exactitud los cambios histológicos y poder tomar decisiones terapéuticas. Por ejemplo, son de gran importancia en la correcta delimitación en el Esófago de Barrett, o los pólipos planos del colon, para que su tratamiento endoscópico sea el adecuado.

Nota: Teresa me da un “Power Point” en la que aparecen imágenes médicas. Algunas de estas, las he incluido anteriormente y las restantes las dejo en la presentación que puedes descarga en este link.

Mis conclusiones

Por un lado, Teresa Sala nos ha acercado a este mundo de la medicina y a los fascinantes aparatos de la endoscopia digestiva (diagnóstica y terapéutica) así como la influencia del color en la medicina. Me impresiona mucho como la visión influye tanto en el diagnóstico, en el aprendizaje y la comunicación entre ellos y ellas.

Por otro lado, nos alerta de un mal uso que puede haber en la video telemedicina sin menospreciar que sea un avance, ya que hay más datos que los que se pueden ver a simple vista. No obstante, no he podido despejar la duda de si es realmente necesaria una colorimetría de precisión, es decir, que los colores que se ven en pantalla corresponden exactamente con los que se verían a ojo desnudo. Así que tal vez algún día entreviste a una especialidad médica distinta.

Dime si te ha gustado la entrada pulsando el botón de arriba.

Deja un comentario