Conclusiones

Una observación que salta a la vista es el hecho de no estar el negro ni los colores oscuros. El negro es un color muy frecuente. Sin embargo su ausencia no invalida el modelo anterior. Con los colores-luz R, G y B se generan toda esa gama. Obviamente no existe la luz negra. Aunque la ausencia de luz es el negro, aquí no se habla de la luz sino sólo de los colores de la luz. Una luz que no carezca de color, como he dicho, es transparente. La luz transparente es producida en este caso por los rayos que no inciden en la retina del ojo. Están, pero no alteran el color que se percibe.

No obstante me sigo preguntando si están todos los colores-luz. Se puede saber si acedemos al arco iris o al prisma. Ambos dan como resultado el espectro de la luz blanca. Veamos el resultado de un espectro en la figura de abajo.

Espectro de la luz blanca.
Espectro de la luz blanca.

Se puede apreciar a simple vista que están todos los colores. Sólo cambia un poco que en este último tiene más colores, pero si ese octavo de esfera (figura “Aproximación geométrica…”) hubiera tenido más colores los incluiría. Lo que significa que no es una deficiencia del modelo sino de la implementación informática.

El gráfico anterior (“Espectro…”) se ha generado con R, un software estadístico, siguiendo el algoritmo de esta web. Si la visitamos se puede apreciar una diferencia entre la figura (“Espectro…”) y el espectro que ellos consiguen. Por lo que hace pensar que la función de R de los colores, rgb, debe mejorar.

Octavo de esfera con el subconjunto de los colore-luz.
Aproximación geométrica de la forma del subconjunto de los colores-luz obtenidos mediante el proceso explicado durante la primera entrega.®

Otra observación es el tipo de movimiento. Como es un monoide no todo movimiento tiene simétrico. Lo que equivaldría a decir que sólo se puede ir hacia adelante. A lo sumo cabe la posibilidad de dar unos giro y otros y que estos te devuelvan al punto de partida. El ir hacia adelante solamente es algo que me recuerda al vivir. Sólo podemos sumar momentos y no se pueden restar ninguno. Lo que motiva a estudiar los monoides que parecen estar en el olvido.

Una observación más, para finalizar, relacionada con el movimiento. Este no sólo va hacia adelante forzosamente en la mayoría de casos sino que siempre queda a la mitad. Recordemos que el color suma lo situábamos en la mitad de los sumandos. Esto significa que habrá lugares donde nunca lleguemos, pero podremos estar tan cerca como queramos al sumar una y otra vez el mismo valor. Lo que sugiere definir una métrica y seguir en topología.

Aquí finaliza la primera entrega. Espero que les halla resultado atractivo. Que a unos les acerque al conocimiento de la realidad fuera de los números y a otros les acerque al mundo de las lógicas numéricas. Las matemáticas quizás actúen de luz iluminando partes de la realidad. En dicho caso, si la miramos nos molestarán, si las enfocamos donde no hay objetos, no iluminarán nada, ahora bien, si la utilizamos bien … ¡Qué bonita experiencia tendremos!

2 comentarios en “Conclusiones

  1. Sencillamente genial!!!
    Nunca una lectura sobre un tema matemático había conseguido captar así mi atención.
    Estoy deseando seguir con la siguiente entrega !!!!

Deje un comentario

Normas de moderación de comentarios.

Aviso: Los datos introducidos aquí serán compartidos con Automattic

A %d blogueros les gusta esto: