Introducción

El texto que estoy escribiendo tiene como finalidad formar parte de un blog para comunicar los resultados de un ejercicio de aplicación de las matemáticas al mundo del color. Este ejercicio sería llamado por muchos con el nombre de investigación, sin embargo mi finalidad es modelar los colores. Lo que significa describirlos mediante un ente matemático sin necesariamente obtener una nueva teoría. Creo que aporto ideas nuevas y conclusiones válidas, no obstante no he hecho una revisión de la literatura de la ciencia del color.

Los lectores que dispongan de un buen nivel de matemáticas disfrutarán viendo que aquello que se les explicó en clase puede ser aplicado al mundo real. Aquellos que no han tenido la suerte de haber profundizado en matemáticas pueden ojear el blog y ver cómo las matemáticas les pueden ayudar. Espero abrirles el apetito sobre conocimientos matemáticos.

No sé si en el pasado también ocurría lo mismo, pero aprecio que está en auge el modelado de partes de la realidad. El mundo, la realidad, tiene una parte cuantitativa que se puede describir mediante las matemáticas. Es más, a mi entender, la misión de la matemática (pura) es la de proveer al matemático (aplicado), científico o cualquier usuario de ellas, las herramientas necesarias para poder describir esa parte cuantitativa de la realidad.

Si hacemos uso de los libros de la escuela veremos que las matemáticas existen desde tiempos remotos. Por lo que ya disponemos de muchas herramientas para describir la realidad cuantitativa que deseemos. No obstante, se está haciendo un error común en todos los modelos que observo. No es grave y se puede pasar por alto, pero corremos el peligro de pillarnos los dedos si antes no verificamos que es así. En todos los modelos se supone una geometría euclidiana y el álgebra de la aritmética ordinaria. Esto se cumple en la mayoría de las veces, pero no siempre es así.

Dicho lo anterior me marco el objetivo de modelar los colores viendo primero qué ente algebraico se comporta igual que los colores. Luego pasaré a estudiar su geometría. Sería deseable poder describir las leyes de armonía del color mediante lenguaje matemático con ayuda del análisis y finalmente seguro que puedo hacer algún ejercicio de estadística sobre los colores. Todo ello no es más que un ejercicio de matemática aplicada.

Anterior
A %d blogueros les gusta esto: