Introducción a la quinta entrega

A continuación, después de tanto tiempo, les ofrezco la quinta entrega. Su demora se debe a cierto intento por publicar en una revista científica y otras causas. Espero que ello no interfiera y que os guste. Es muy amena. De hecho, me salgo del mundo de los colores para entrar en el mundo de las formas sin olvidar mi objetivo inicial que explicaré en el siguiente post.

Seguidamente, en el tercer post, trataré las formas que podemos encontrarnos en la naturaleza. Son observaciones simples sobre el ADN y la forma que nos llevará a intuir que, detrás de todo ello, se esconde un mismo trasfondo matemático que en el de los colores. Una vez he abierto este tema es un imperativo dejarles claro los recientes antecedentes del Proyecto del Genoma Humano. Además, les hablaré de un posible camino para obtener un sistema de numeración de las formas encontradas en la naturaleza.

Posteriormente, vendrá la cuarta entrada donde les relacionaré los colores con las formas desde un punto de vista no nuevo y que les he expresado anteriormente. Es un artículo corto, pero necesario para insistir en que lo que tengo no es una relación fuerte, sino un parecido que da mucho que pensar.

Detrás de la cuarta, les ofreceré dos ideas para unir o sumar formas. Esto es necesario si queremos que las formas sean representadas por números. El conocimiento del ADN mejorará si tenemos un espacio matemático donde encajarlo. Por ello, si los genes de la forma interactúan entre sí para dar lugar a una nueva forma, tenemos que existe un procedimiento matemático que lo represente.

En la próxima entrada a la quinta, entraré en matemáticas y les comentaré que dos cuadrados pueden ser sumados y cómo sumarlos. De esa manera obtendremos que el conjunto formado por los cuadrados tiene una estructura algebraica. Ello da pie a pensar en la existencia de otras sumas.

La entrada venidera, trataré de explicar una extensión de lo hecho en los cuadrados aplicado a los rectángulos. A diferencia del caso anterior, en los rectángulos debo definir unos tipos de rectángulos donde dentro de ellos podemos sumarlos.

En el penúltimo post de esta entrega, les ofrezco una generalización de lo dicho a un conjunto más amplio, pero de forma intuitiva. Finalmente, a modo de resumen, destacaré las principales ideas de la entrega en una última entrada.


 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: