Las formas naturales

Continuación (2ª) de Las formas de la naturaleza.

Todos hemos observado como los descendientes se parecen a sus progenitores. También tenemos muchos refranes que manifiestan esta realidad de la similitud como «De tal palo, tal astilla.» o «Hijo de gato, gatito.». Las flores, generación tras generación, cuando culmina su desarrollo, no apreciamos diferencia en su descendencia. Todo ese juego de similitudes nos gusta a padres y a hijos.

El fenómeno anterior lo explicamos a través de la capacidad de los ser vivos de replicarse. Ello significa que la forma de un ser vivo es importante porque les ayuda a sobrevivir en este mundo de la diversidad. Por tanto, la geometría de un ser vivo es una característica hereditaria y por tanto quedará reflejada en uno o varios genes.

Lo dicho anteriormente no es trivial aunque, desde el punto de vista cotidiano, es un hecho insignificante. Al decir que la forma está contenida en un o varios genes, estamos o estoy diciendo que cualquier forma puede ser codificada en una cadena de 4 letras o signos. Por tanto, si asumimos que usar letras, signos o números es indiferente veremos que los matemáticas aun no han o hemos llegado codificar las formas con pocos signos o números.

Si de alguna manera existe la posibilidad de establecer una aplicación entre los genes y las formas, esta aplicación se definirá a trozos. Algo así como la forma de la cabeza, del cuello, de los brazos, del tronco, etc. En dicho caso, tendríamos una aplicación de esta forma:

\(G\,:\,C_{1}\times C_{2}\times\cdots\times C_{n}\longrightarrow\mathcal{F}\)

donde \(G\) es la aplicación (generadora de formas), \(C_{i}\) los códigos ADN del gen, \(\mathcal{F}\) es el conjunto de formas que puede tomar un ser vivo. Una vez tenemos las aplicaciones identificadas entre los conjuntos se podría pasar a los números fácilmente y al estudio matemático de esta singularidad de las formas.

Pero ¿qué relación tiene con los colores? ¿Por qué hablar de ADN y geometría si estoy interesado en color? Porque he encontrado una similitud entre los colores y la cadena del ADN como se ve en este texto. Soy consciente que debería ser algo más fuerte. Debería definir los dos sistemas, validarlos y luego encontrar una “biyección” como sistemas…


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: