Los gasconcitos

Niño lanzando un globo pequeño térmico coloreado sobre un fondo gris..

En entradas anteriores llamé con el nombre de Amparo, de una manera muy peculiar, a unos números no reconocidos como tales en la actualidad, pero que creo que serán muy buenos para el propósito de modelar matemáticamente los colores. Luego, proporcioné algunas de sus aplicaciones. Más adelante, mostré una posible generalización si aumentamos las coordenadas. …

Sigue leyendo.Los gasconcitos

Los números de Amparo generalizados

Amanecer

En esta entrada ofrezco una generalización natural de los números de Amparo para imaginar otras realidades. En el fondo no invento ni descubro nada, solo adapto una aritmética un poco diferente a la que estamos habituados a una realidad olvidada. Ello nos permitirá poder describir nuevos objetos reales o mejorar las descripciones realizadas hasta el …

Sigue leyendo.Los números de Amparo generalizados

Números de Amparo. Modificación de la definición anterior

Pizarra con la palabra feedback.

En anterioridad, definí los números de Amparo de una forma que daba lugar a la ambigüedad. Así, tomaba elementos de , lo que implica aceptar la clase de equivalencia que hay predefinida en dicho conjunto, es decir la igualdad de fracciones. Ello da lugar a confusiones e irregularidades porque, para en los números de Amparo …

Sigue leyendo.Números de Amparo. Modificación de la definición anterior

Las canciones y los números

Un niño y oso de peluche que se identifican mutuamente.

Se puede decir que la música está inventada, sin embargo quedan muchas canciones por descubrir. Cada obra musical es distinta y a su vez hay múltiples versiones de una sola. Nada más escribamos una pieza musical queda clasificada en algún estilo (Música de Cámara, Jazz, Rock, etc.). Lo mismo ocurre en las ciencias matemáticas. Por …

Sigue leyendo.Las canciones y los números

Colores, escuelas y ley III

En posts anteriores hablé sobre la ley de los materiales preciosos, sobre escuelas en el futuro y, finalmente, toca hablar de colores. El nexo común reside en unos números en «fase experimental», que he llamado ampariños o números de Amparo. Tienen la capacidad de numerar un segmento de tal manera que la suma de dos …

Sigue leyendo.Colores, escuelas y ley III

Colores, escuelas y ley II

Las escuelas se han convertido hoy en día en nuestro lugar de crecimiento personal durante la infancia. Ello nos ha permitido alejarnos del analfabetismo, de la ignorancia extrema y de muchos males que desconocemos. No obstante, muchos tienen la mala práctica de menospreciarlas porque nos fueran dadas y no eran perfectas. ¿Qué haríamos hoy en …

Sigue leyendo.Colores, escuelas y ley II

La luz de Amparo sobre Arquímedes

Lápara antigua con un cirio que ilumina un libro.

Todos conocemos la cita: “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo” y se la atribuimos a Arquímedes de Siracusa. Si conocemos un poco de historia de las matemáticas sabremos que él fue quien obtuvo la ecuación que se comporta igual que la palanca. Para muchos, este hecho es bastante para verificar la autoría …

Sigue leyendo.La luz de Amparo sobre Arquímedes

Método de numeración del segmento empírico

A continuación, voy a «numerar» el segmento. El algoritmo que ofrezco, consiste en asignar los pares (1,0) y (0,1) a los extremos izquierdo y derecho respectivamente. Luego, se suman los números anteriores y dicha suma se le asigna a un punto intermedio de los puntos correspondientes a los números sumados. El proceso continua, hasta llegar …

Sigue leyendo.Método de numeración del segmento empírico

La importancia de lo insignificante. El segmento

Adorable cachorro.

El tiempo, quizás, sea ilimitado, pero nuestra vida es acotada. El universo, tal vez, sea infinito, pero nuestro sistema solar, no. Una recta no termina nunca, pero su representación, sí. Numerar un segmento es, entonces, dar nombre a cada instante vital de un ser vivo, también es el principio para «dar vida» a objetos matemáticos …

Sigue leyendo.La importancia de lo insignificante. El segmento

Desarrollo formal de la suma de cuadriláteros II (Anexo)

Preparación de una herradura.

En los últimos apartados de la quinta entrega describo una suma de cuadriláteros cuyos vértices forman parte de la circunferencia de radio uno. Veamos que este conjunto existe y cuales son sus peculiaridades. Sea , entonces defino su unitario a , donde. Al conjunto de todos los cuadriláteros unitarios los representaré por la letra. Creo …

Sigue leyendo.Desarrollo formal de la suma de cuadriláteros II (Anexo)

Desarrollo formal de la suma de cuadriláteros I (Anexo)

Forjado de una herradura sobre un yunque.

Un cuadrilátero ortogonal se caracteriza por tener cuatro vértices y por tener todos sus ángulos rectangulares. Si los vértices están debidamente bien identificados con los extremos de vectores de y suponemos que son unidos por un segmento rectilíneo, tendremos que dichos vectores caracterizan al cuadrilátero. Por ello voy a definir un cuadrilátero ortogonal de la …

Sigue leyendo.Desarrollo formal de la suma de cuadriláteros I (Anexo)

Conclusiones de la quinta entrega

A lo largo de toda la entrega hemos visto las formas naturales. Estas, aunque en principio no parecen poliédricas, sí podrían serlo, pero solo sería en su raíz o su codificación. Si cogemos agua y la ponemos en un cubo (hexaedro) de paredes elásticas, tendremos un forma casi cúbica pero abombada o, como decía, licuada. …

Sigue leyendo.Conclusiones de la quinta entrega