Felices fiestas y mucho más

Hoy es un buen día para felicitarte las fiestas que vienen. El año pasado os agradecía vuestro seguimiento y esta vez no va a ser menos. Gracias.

Nos esperan tiempos inciertos aunque con una esperanza a la vista con el nombre de vacuna. Me gustaría comentar que percibo a la gente cansada del esfuerzo que supone modificar la rutina. Estar siempre alerta cuesta, cambiar la costumbre cuesta y añadir nuevos hábitos también cuesta. Todo ello explica esa supuesta relajación que vemos en los demás.

No olvidemos que hemos encajado en nuestra costumbre el lavado de manos porque sí, hemos cambiado el saludo del apretón de manos y hemos conseguido muchos más pequeños cambios que, si aún no son suficientes, todos salvan vidas. Hay uno que considero muy bueno: se ha logrado que cada uno luche con sus armas sin ser rechazado por ello. Ello supone un respeto mayor a los demás una compresión más amplia hacia la diversidad.

Por último, quiero recordar que debemos descansar sin dejar de progresar. Ello lo podemos conseguir de diversas maneras. Cada uno encontrará su manera buscando en sus recuerdos cuándo tuvo una recuperación de las fuerzas manteniendo los cuidados y la cautela. Tal vez sea hablar con gente apreciada, leer, pintar, hacer deporte, yoga, etc. Si no lo sabes dedícale unos minutos y busca en tu interior.

Dime si te ha gustado la entrada pulsando el botón de arriba.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: