La tercera entrega: el papel del modelo del color en la biología

La tercera entrega: el papel del modelo del color en la biología

Los humanos nos sentimos en la cúspide de una pirámide biológica. Sin embargo, evolucionar no es llevar al resto de seres vivos al borde de la extinción. Pero todo apunta a que es eso lo que estamos haciendo. Esta observación junto con ciertas “leyes” psicológicas nos vuelcan a la postura contraria: nos sentimos un parásito de la Tierra, como un error a evitar en próximas mutaciones. El movimiento pendular descrito define el actual conflicto de la humanidad.

Esta entrega efectúa un primer paso para resolver el conflicto emocional anterior tan paradójico. En el apartado El sentido de la inteligencia y la misión del ser humano, el lector tendrá ocasión de salir del efecto pendular (o bipolar) al leer una nueva forma de ver a la humanidad: más justa, más integradora y más deseable.

No obstante, la entrega empieza con una Introducción para que el lector pueda hacerse una idea del contenido que le sigue. Luego, el apartado Retomando el hilo expone un breve resumen del contenido de la primera y segunda entrega. Estos son los dos apartados por los que acostumbro empezar.

Después de haber resuelto esa duda existencial del ser humano o, al menos, así lo espero, paso a relacionar el mundo de los colores con la biología, en concreto con el ADN en los apartados: Los colores de la naturaleza y Los colores de la naturaleza II. Estas relaciones motivan a seguir adelante en la búsqueda del modelo del color.

En el sexto apartado, Las leyes de Grassmann y la RBE de la primera entrega, expongo la similitud entre ambos entes. Hago lo mismo con Los colores-luz y R³. Pero en el siguiente post, Los colores-luz no son RGB ni HSV, expongo las diferencias entre los entes. Ello me sugiere buscar algo mejor.

La necesidad de unos números esféricos es la próxima entrada. Hoy todos conocemos los números reales R que representan una recta, pero sería conveniente unos números que representen una Los llamaríamos esféricos, por qué no, y serían muy buenos para los colores.

El deseo anterior es bonito, pero no estamos en un mundo de fantasía donde todo cabe. Tal vez, en la realidad no existan. Por ello es necesaria la siguiente entrada Los colores y la existencia de los números esféricos donde argumento que sí existen; como si los viese en el horizonte. Esto es suficiente para emprender una búsqueda.

Así que, la entrada que sigue, Para qué el número “segmentario”, es mi punto de partida para llegar a los números esféricos. Finalmente, ofrezco la típico entrada que finaliza la entrega: Conclusiones. Para finalizar, le invito a comentar, criticar, elogiar, etc. Sólo debe respetar unas normas elementales.

2 comentarios en “La tercera entrega: el papel del modelo del color en la biología

  1. Yo todavía mantengo la esperanza de que el mundo será un lugar mucho mejor para todos y todas. Cada uno, con nuestro granito de arena, podemos conseguirlo. Por ejemplo, tú estás transmitiendo conocimiento y escribiendo unos artículos interesantes. Un saludo

    • Así es, la esperanza no debe caer. De alguna manera lo que propongo es ampliar nuestro campo de actuación: de mundo a universo. Con la entrada El sentido de la inteligencia y la misión del ser humano pretendo defender la existencia del ser humano. Creo que estamos cerca de poder exportar la vida o la naturaleza a otro planeta. Eso se le parece bastante a un parto y, como en todos ellos, se corre un riesgo (el cambio climático) asumible si tenemos en cuenta lo bueno que viene. No digo huir a otro planeta, sino dotar de vida a otros planetas y, como dices, hacer de este mundo un lugar mejor. No sé si me explico bien.

Deje un comentario

A %d blogueros les gusta esto: