Las matemáticas en el liderazgo

Al emprender un liderazgo en una empresa, una ONG o un partido político tendremos un trato directo con las personas. Las habilidades sociales y nuestra intuición funcionarán como siempre al 100%. Con ello cubriremos gran parte de lo necesario para pilotar el equipo. Ello se debe a que somos aún pequeños. Por ello, pronto nos será útil otras cualidades para lo que las matemáticas pueden aportar su ayuda.

Seguramente tengamos aspiraciones por lo que debemos reconocer que el crecimiento se produce cuando estamos preparados para ello, es decir, cuando disponemos de todos los ingredientes que lo producen. A pesar que no hay una fórmula mágica para decir cuando ocurre, se puede decir generalmente cuando no a grandes rasgos. Ello implica reconocer tres condiciones: la primera, este no ocurre porque sí, se debe a unas causas. Segunda, tal vez haya una fórmula mágica que al aplicarla se cumpla de manera aplastante, pero la desconocemos y tercera y más interesante para nosotros, si nos falta alguna habilidad como líderes no se producirá aunque lo parezca.

Todo lo anterior implica ser conscientes de que lo que les funciona a otros tal vez no nos funcione a nosotros y viceversa, sin embargo se puede conseguir. Adicionalmente subrayo que si queremos seguir escalando debemos mejorar todas nuestras habilidades a pesar que no sean las preferidas o en las que destacamos.

Consecuencia de crecer

Evidentemente, cuando nuestro proyecto crece aumenta la plantilla y aumentan los clientes. La realización de las funciones que un líder ejercía necesita más esfuerzo por lo que es necesario delegar. Ya no se puede atender a casi todos los clientes ni a toda los empleados y directivos que están a nuestro cargo. Aquí entramos en un temor y en una incógnita que todos tenemos en común: ¿cómo afectará al proyecto que otro realice cierto trabajo por nosotros? ¿a quién elegir?

Más pronto o más tarde esto ocurrirá y debemos prepararnos. Si nos fijamos en los demás proyectos ese crecimiento se puede gestionar con el uso de los datos. Al igual que un avión toma impulso para despegar, un líder debe entender la información que los datos emiten sin menospreciar todo lo aprendido por el trato directo con las personas.

No se trata de una sustitución, más bien de crecer. Se debe mantener ese trato directo con las personas además de entender los datos para gestionar algo que es o va a ser más grande que antes. De lo contrario nos faltará un ingrediente para seguir el desarrollo del equipo.

Prepararse

En el liderazgo las habilidades sociales cuentan mucho, pero no hay que olvidar que una de las habilidades que tenemos como personas son las matemáticas. Tal vez no fuimos los mejores en la clase de matemáticas, pero eso no quita que no tengamos dicha habilidad. No se pide destreza sino una mínima capacidad.

Por tanto, desarrollar nuestras habilidades matemáticas nos vendrá bien. Esto no significa ser matemático y aprender las demostraciones de los teoremas de memoria, sino de saber cómo funcionan y hasta qué punto pueden aportar al proyecto. Hoy en día las estadísticas se ven como cruciales, pero de nada sirven, si no entendemos el concepto de probabilidad.

Cabe destacar que existe una manera de aprender matemáticas sin entrar en demasiados detalles. Para ello se necesita una base que está disponible en la ESO y en el bachillerato. También cabe remarcar que si los profesores y los matemáticos no vemos una mínima demanda por parte de la sociedad será siempre un terreno por explorar. No hay que esperar a que el servicio esté en el mercado, debemos pedirlo.

Conclusión

Hoy en día está muy de moda los automatismos y la I.A. Desearíamos un GPS para todo lo que hacemos y ahí hay una gran aportación de las matemáticas, a parte del aporte que proporciona la tecnología. Pero ello también crea dudas como, por ejemplo, ¿hasta que punto es fiable esto? ¿Cuándo tomar la iniciativa y no hacer caso al algoritmo?

Ante las preguntas anteriores solo dispongo de una respuesta: desarrollemos nuestras habilidades matemáticas. Así que, entender los conceptos más importantes, conocer cómo funcionan y saber qué es cada rama de las matemáticas nos ayudará a tomar la iniciativa en más de una ocasión. Ello implica marcar la diferencia para poder seguir creciendo. La sociedad no necesita un algoritmo que la dirija, pero si emprendedores que estén por encima de ellos.


Agradecimientos

Imagen destacada de Free-Photos en Pixabay

Nota

Este post forma parte del Carnaval de Matemáticas, que en esta nonagésima sexta edición, también denominada 12.3, está organizado por Rafael Martínez González a través de su blog El mundo de Rafalillo.

El mundo de Rafalillo

Dime si te ha gustado la entrada pulsando el botón de arriba.

2 comentarios en «Las matemáticas en el liderazgo»

  1. Las habilidades sociales nos enseñaron ,a saber estar atentos y tu nos hacer ver lo que se puede hacer con los números y colores ,me encanta tu sabiduría.

    Responder

Deja un comentario