Disertaciones matemáticas sobre el color

Un disco con colores

Una vez visto el apartado anterior, represento un disco con colores. Su representación, véase la imagen 1, sigue las instrucciones descritas anteriormente. En la imagen 2 he tomado como centro de la proyección el blanco hasta llegar a su antípoda, el negro. Los colores que represento se desprende de tomar como circunferencia central los colores que van de R a G, de G a B y de B a R. Luego, hago un difuminado cromático hasta llegar al blanco o al negro, según con qué color* quiera enlazar.

Imagen 1: Esquema del disco. A la izquierda el que corresponde con la esfera que tiene el punto blanco en el centro y a la derecha, la misma esfera vista desde la antípoda del blanco.

En la imagen 3, represento la misma esfera, pero vista desde el otro extremo del eje, es decir, el negro en el centro y el blanco en el exterior. La circunferencia central, la de radio máximo en la esfera, es la misma en ambos discos. Con ambas representaciones puedo tener una idea de cómo es una esfera pintada con unos colores.

Imagen 2: El disco de los colores visto desde el punto negro.
Imagen 3: El disco de los colores visto desde el punto blanco.

Salir de la versión móvil