Verificación de los colores primarios (IV)

En este artículo te voy a mostrar argumentos bastante convincentes para negar la idea de que solo hay tres colores primarios. El campo al que hago referencia es el de los materiales, ya sean pigmentos, pinturas, colorantes alimentarios, etc. Soy consciente de ir a contracorriente, pero no en contra de la observación simple.

Los colores primarios en pintura, o más general en la materia, son aquellos que no pueden ser obtenidos mediante mezcla de otros colores. Además, cuando tenemos a todos los colores primarios, estos tienen la propiedad de generar cualquier otro color no primario. Por ello, es natural preguntarse ¿cuántos son?

En el libro de Johannes Pawlik [Pawlik_1996] se puede encontrar, en la página 30, una cita de Goethe que dice: «De ahí que el pintor tenga razones para asumir la existencia de 3 colores básicos en tanto que de ellos compone todos los demás». Recordemos que Goethe pertenece a los siglos XVIII – XIX.

La cita afirma que son tres los colores primarios, llamados básicos; además, nos muestra que es una creencia extendida entre los pintores de aquella época. Esta creencia tiene origen en tiempos más tempranos, pero no mucho más atrás de Leonardo Da Vinci quien decía que había seis colores simples [Caivano_1995].

Veamos que nos dice Wikipedia en su artículo Color primario (Julio – 2018):

En la síntesis sustractiva, los tres colores primarios son la tríada cian – magenta – amarillo, conocidas igualmente por sus siglas CMYK […]; su mezcla en partes iguales (sustracción) da origen a tonalidades grises oscuras, las cuales tienden -en el modelo ideal- al negro.

Quiero destacar que, al final de la cita, Wikipedia alude a un modelo ideal. Ello nos da pistas sobre la existencia de gente que se ha dado cuenta que la idea de solo tres colores primarios no encaja del todo. Pero sigamos viendo más ejemplos para saber que opina la gente o los expertos.

Si buscamos “colores primarios pintura” en Google (2018), veremos a muchos afirmar que son tres los colores primarios, pero pocos lo demuestran. Todos ellos se basan en lo que se considera un conocimiento estándar sin antes haberlo verificado. En Verificación de los colores primarios (II), yo también caigo en la trampa.

Una vez hemos consultado unos libros y la información que nos da un buscador de Internet, podemos concluir tranquilamente que la creencia más extendida afirma que son tres los colores primarios. Además, viene desde tiempos bastantes antiguos. Así que afirmar algo diferente es algo atrevido. Si no estuviese convencido, no me lanzaría.

Como decía dos semanas atrás, en la segunda parte de esta serie de artículos, la tinta de impresora solamente tiene tres colores cuya mezcla de los tres, a partes iguales, daba como resultado el negro. Y si calibrábamos bien esos tres colores, obteníamos cualquier color, como mostraba un ejemplo arbitrario.

La experiencia de 14 días atrás, también nos dice que si se suma poca cantidad de cada uno de los tres colores primarios de la tinta de inyección de la impresora a partes iguales da el gris. Ello implica que la tinta de impresora es transparente o translúcida; solo así, se entiende que se mezcla con el color del papel blanco.

Cuando una pintura o tinte es transparente deja pasar la luz y, por tanto, el color del fondo. Es cuando se puede jugar con un cuarto color, el del lienzo. En el caso anterior el papel blanco da juego para generar todos los colores que conocemos. Y como a los colores tinta-impresora le falta el blanco nos da la mala impresión que son solo 3 los primarios.

Démonos cuenta, entonces, que hay un cuarto color en juego, el blanco. Que no puede ser generado por ninguna mezcla de los supuestos colores primarios. Por ello el blanco es otro color primario en la materia y no se ha tenido en cuenta. Así que se puede decir que los colores primarios en materia son al menos 4.

En pintura tempera el blanco sí existe y también están los colores Cian, Magenta y Amarillo por lo que se puede generar cualquier color. Si fuese poco, la pintura tempera puede llegar a tener transparencias añadiendo generalmente agua. Ello me lleva a tener otro color en cuenta, el transparente.

Como vinos en Verificación de los colores (III) la ausencia de luz nos daba lugar al color transparente. Aquí, la ausencia de materia, también, pero, sin embargo, existe la materia transparente. Por ello, puedo pensar en 5 colores primarios en la materia: Blanco, Cian, Magenta, Amarillo y Transparente.

Para aceptar que el transparente es un color-materia debo asegurarme de que encaja en mi definición de color-materia. Esta nos dice que un color-materia es aquella propiedad que altera los colores-luz. Como el cambio nulo es una alteración al igual que 0 en una cantidad, el transparente es un color-materia.

Si vienes de otras definiciones de color, te puede convencer el hecho que la ausencia de color es el transparente y no el negro. El color negro es lo que vemos en ausencia de luz, sin embargo para conseguir un objeto negro lo tendremos que pintar con ese color o la mezcla adecuada de los primarios.

La costumbre de trabajar con pinturas y otros materiales que disponen de todos los colores, nos lleva a creer que es cierta aquella afirmar que son tres los colores primarios, pero si nos fijamos vemos que no todos los colores descienden de los primarios mediante mezclas.

Con el material de tinta (impresora) hemos visto la existencia de un tipo de materia que no genera los todos los colores primarios sin ayuda de un cuarto. Ello nos predispone a imaginar que habrá otros materiales que no tengan, por ejemplo, a todos los colores primarios en materia, sean cuales sean.

Una vez hemos visto la posibilidad de que todos los colores-cognitivos pueden no estar en cierto tipo de material, me pregunto: en ese caso, ¿cuáles serán sus colores primarios? ¿Se puede conseguir los demás colores-cognitivos con ayuda de otros materiales? Estas preguntas quedan en el aire para posibles comentarios.

Espero que estas entradas sean útiles no solo por su contenido sino porque nos ayuden a ver que no lo sabemos todo, incluso en temas básicos. También espero haber fomentado la costumbre de verificar los conocimientos por muy básicos, estándares o arraigados que estén.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: