Y llegaron los vectores

Atención se narra.

Relato

Un día el profesor de matemáticas entró silenciosamente en el aula y, de repente, se puso a dibujar flechas en vez de escribir números y garabatos. Picaba sobre la pizarra un punto aquí, otro punto allí y dibujaba una flecha que los une. Otra vez y siempre con la tiza marcaba otro punto aquí, otro allá y una flecha paralela a la anterior. Una vez más: dos puntos separados y la flecha. Y seguía…

Allí estábamos todos mirándonos en silencio. Nadie de nosotros sabía qué hacía el profesor de matemáticas. Nos preguntábamos, pero ¿a qué juega? ¿Por qué no dice nada? La cara de todos era la de sorpresa. Aunque, los repetidores sí sabían de qué iba el juego. Se les veía entretenidos y eso tranquilizaba. Mi impresión: se tratará de un juego ameno.

Vivencia

Así es como inició la clase aquel día uno de mis profesores de matemáticas del instituto. Nos tuvo intrigados a todos durante unos minutos. Particularmente no veía que tuviera relación con los números: «¿Flechas y números? Fuera de toda conexión.» Pero la hay y muy fuerte. Eso sí, se necesita más de un número para llegar a conectar ambos conceptos.

Desde entonces veo vectores en todas las ciencias y, en concreto, la Ciencia del Color también es una de ellas. Los vectores son el concepto matemático que representamos gráficamente mediante flechas. Si quieres puedes pensarlo como que es el nombre técnico de flecha en ciencia. Tampoco está mal pensar en ellas como cantidades orientadas, que apuntan a un lugar.

Otra forma de ver a los vectores es como un salto que va de un punto a otro punto. La manera más simple de representar el salto es en línea recta, pero podría ser una linea curvada. También se puede ver como un desplazamiento que va de un punto a otro y nos olvidamos del recorrido. Es una manera muy parecida a la anterior. Pero cada uno de nosotros, con su subjetividad personal, le va mejor una u otra. Como no otra forma puede ser interpretarlas como colores, aunque esta es ya una forma más elaborada, sofisticada y lejana de ver. Pero espero hablar de ella más adelante.

Petición

Como dicen muchos «Sé el cambio que deseas ver en el mundo»; y como explicaba en el post anterior introducirse en el mundo de la cultura de las artes y de las ciencias nos permite contribuir a un mundo mejor. Así que, si os apetece, repasemos el tema de los vectores de manera que quien no lo conozca le sirva de aprendizaje. Por favor comenta o mándame un email y dime si te apetece este tema o vamos a por otro.

4 comentarios en “Y llegaron los vectores”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido
A %d blogueros les gusta esto: